LA AHB

NUESTRA MISIÓN

La Asociación Holandesa de Beneficencia en la Argentina
brinda ayuda a holandeses, sus descendientes y sus familiares;
asi como fomenta su pertenencia, su participación e integración social.

HISTORIA

Todo comenzó en el año 1888, cuando los holandeses partieron de su tierra hacia un gran país lejano llamado Argentina. Durante 6 semanas, cruzaron el océano en un barco de vaapor, en condiciones muy difíciles, casi inhumanas.

Más de 4.000 holandeses llegaron en los primeros cinco años para comenzar una nueva vida en el hotel de los Inmigrantes. El gran portal del país desconocido estaba abierto. Nuevas aventuras holandesas comenzaron en las veredas de Buenos Aires donde ya miles de inmigrantes de distintos países habían dado sus primeros pasos.

Desde entonces, holandeses de todas las clases llegaron a la Argentina, con una ola importante en los años ‘30 y otra después de la segunda guerra mundial. La cantidad de vidas holandesas acompañadas por el ritmo y el estilo de vida argentino fue significativo y muchos inmigrantes envejecieron de esta manera.

Para ellos existe la Asociación Holandesa de Beneficencia.

LEONARDUS VAN RIET

En 1885 Leonardus van Riet fue nombrado Cónsul de los Países Bajos en Buenos Aires, cargo que mantendría por 30 años hasta su fallecimiento en Buenos Aires. Van Riet fue testigo de la llegada de la primera ola de inmigrantes y del descarrilamiento de muchos de ellos, sea por diferencias culturales, de idioma, de falta de dinero, de enfermedad, etc. Inesperadamente se encontró en la situación de tener que resolver infinidad de dramas personales sin tener los medios para ello. Junto con otros residentes holandeses, en su mayoría empresarios, fundó entonces la Asociación Holandesa de Beneficencia, de la que fue su primer presidente. Pudieron contener a muchos inmigrantes, los más dramáticos pudieron ser enviados de vuelta a su país de origen con un apoyo gubernamental holandés por única vez. A muchos pudieron dar apoyo hasta su inserción laboral, aunque también hubo aquellos sin encontrar rumbo por los cuales la AHB fue el único sostén posible.

Desde entonces, y durante 125 años, 15 presidentes con cientos de voluntarios mantuvieron la tradición viva de apoyar no solamente los recién llegados, sino también su descendencia en lo económico, social, salud, inserción laboral y civil.

NUESTRA TAREA

ACCIONES PARA INDIVIDUOS O GRUPOS FAMILIARES

  • Trabajo social.
  • Orientación para la gestión de documentos personales y trámites previsionales.
  • Coordinación con recursos comunitarios para la asistencia del grupo familiar.
  • Asesoramiento en asistencia geriátrica.
  • Acompañamiento del adulto mayor o la persona vulnerable.

ACCIONES GRUPALES

  • Fomentar la interacción entre adultos mayores, su participación y su pertenencia.
  • Redescubrir sus capacidades y habilidades, integrándolos y valorándolos socialmente.
  • Revertir situaciones de soledad, aislamiento.
  • Compartir orígenes, cultura y problemáticas afines

Se ofrecen dos propuestas:
1. Un grupo reducido con encuentros quincenales (Grupo Popurri).
2. Tres encuentros sociales, abiertos a la comunidad.

COMISIÓN DIRECTIVA
Y STAFF PROFESIONAL

Presidente Honorario de la AHB

Presidente

Vicepresidente

Secretario

Prosecretaria

Tesorero

Protesorero

Vocales Titulares

1

Vocales Suplentes
1
2

Revisores de Cuentas
1

1
2
Profesionales en el Servicio Social

Martin de la Beij, Embajador del Reino de los Países Bajos en Argentina

Paul Braeken

Kitty van Baren

Heleen Vollenbroek

Mónica Oudenhoven

Henk Kwint

Juan Adrián Kwist

Ralph de Vries
Benjamín Zeehandelaar
Rogier Kievit

Antonio van Baren
Milena Sansot
Julieta Gomree

Erik Spinosa Cattela
Niek Boot
Erik Yardin Millord

Sandra Ezquerra
María Rosa Bertrán

FORMÁ PARTE DE LA ASOCIACIÓN.

FORMÁ PARTE DE TODO ESO QUE NOS REPRESENTA.

Contactate ahora

Escribinos y nos pondremos en contacto a la brevedad.

No puede leerlo? Cambiar texto. captcha txt

Ingrese su búsqueda y presione enter